lunes, 7 de noviembre de 2016

Castillo de Castro Caldelas


 De arquitectura militar y defensiva, el castillo de Castro Caldelas es el monumento más emblemático de la localidad. Fue construido por el noble Don Pedro Fernández de Castro, señor de Lemos y Sarria, entre los años 1336 y 1343.
 En sus inmediaciones tuvieron lugar numerosas batallas por el dominio de las tierras de la comarca.  
 A partir del siglo XVI pierde parte de su carácter de fortaleza defensiva y pasa a ser residencia de la alta nobleza.
 La planta de este castillo es un polígono irregular, perfectamente adaptado al terreno sobre el que se asienta en la cumbre de Cima de Vila. De la construcción original se conservan las murallas, tres torres, la casa del administrador y el patio de armas, pero no el foso que en tiempos debió rodear el recinto.
 Sus muros presentan numerosos escudos que nos indican la propiedad del castillo en sus distintas épocas. En la puerta principal vemos las insignias de los Osorio (dos lobos), de los Castro (seis formas redondas o roeles), del Reino de León (un león rampante) y del Reino de Castilla (un castillo, que corresponde también al linaje de los Enríquez). Desde esta ubicación vemos a derecha la torre del reloj. En ella se aprecia una inscripción de la letra griega "tau", un símbolo asociado a la Orden de los Templarios, que pudo haber participado en algún episodio significativo de la historia de este castillo.
 Son elementos de interés el pozo o aljibe, un corredor de madera en el patio y el Camino de Ronda, trazado por el interior de la muralla.
 En el interior se exponen una serie de objetos (monedas, fragmentos de cerámica, dardos, etc.) encontrados durante las obras de restauración y reforma. También podremos ver ruecas y telares de lino, ruedas de afilar, aperos de labranza y herramientas de carpintería.
 Fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1949.


No hay comentarios:

Publicar un comentario