lunes, 10 de octubre de 2016

Cuevas del Canelobre (Busot, Alicante)



 Las Cuevas del Canelobre, en Busot (Alicante), emplazadas a 700 metros de altitud en la ladera septentrional de la sierra Cabeçó D’Or (uno de los escasos relieves jurásicos del prebético en la provincia alicantina) son un magnífico ejemplo de cavidad kárstica.
 Esta cavidad se desarrolla en las calizas del jurásico superior, cuya edad es de 145 millones de años. Aunque poco se conoce de esta cavidad hasta prácticamente el siglo XIX, el descubrimiento de esta cueva ha sido atribuido a los árabes, allá por el siglo X.
 Dentro de las cuevas existe un espacio de más de 80.000 m2 al que se puede acceder por un túnel de 45 metros, en el que el agua y la roca han dado lugar a impresionantes formas como estalactitas, estalagmitas, columnas y medusas, entre muchas otras.
 Las Cuevas del Canelobre albergan en su interior una de las bóvedas más altas de toda España, con una altura de 70 metros, lo que parece la bóveda de una catedral. 
 Como elementos destacados podemos nombrar "La Sagrada Familia", un conjunto en el que destaca una columna rocosa de más de 25 metros de altura, y "El Canelobre" ("El Candelabro") que da nombre a las cuevas, una estalagmita en el centro de la sala que tiene una antigüedad de más de 100.000 años.
 La cuevas no se abrieron al público hasta pasada la mitad del siglo XX. Durante la Guerra Civil se utilizaron como taller de reparación de aviones por el ejército republicano, y fue en ese momento cuando se perforó el actual túnel de acceso a la cavidad, así como varias plataformas en su interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario