lunes, 6 de junio de 2016

Plaza de Lugo (A Coruña)


 En la plaza de Lugo de A Coruña, se encuentran varios de los edificios modernistas que abundan en la ciudad; entre los que se podrían destacar la “Casa Arambillet,” proyecto del arquitecto Antonio Lópéz Hernández; la “Casa de los Cisnes”, de Manuel Reboredo o la “Casa de los Ojos”, conocida con este nombre por los innumerables ojos que tiene en el ático de su fachada, un edificio del arquitecto Julio Galán Carvajal.
 El modernismo llega a Coruña en los primeros años del siglo XX, asociado a edificios promovidos y costeados por la burguesía local. Esta burguesía había venido cobrando importancia desde finales del Siglo XIX y estaba asociada, principalmente, a negocios con ultramar.
 En 1883 el Ayuntamiento pone en marcha  la ampliación de la ciudad con el Ensanche  (actuales calles de Juana de Vega, Picavia, Feijoo, Plaza de Lugo y Plaza de Pontevedra). Es, principalmente en en este entorno, donde la nueva burguesía coruñesa establece sus viviendas. Éstas reflejaban el poder económico de sus propietarios y, a la vez, marcaban una diferencia con la vieja aristocracia coruñesa, que seguía habitando en la Ciudad Vieja en sobrios palacetes y caserones, sin galerías y dandole la espalda al mar.
 A pesar de que los arquitectos importan ideas de centroeuropa, también desarrollan algunas características propias en sus construcciones. Además, su trabajo se ve favorecido por la presencia de la fundición Wonenburger en la ciudad, regentada por una familia de origen alsaciano, relacionada con arquitectos de la zona.
 En el caso coruñés, la arquitectura modernista aporta luminosidad a las edificaciones: Se buscan espacios abiertos, amplios ventanales y galerías. Y los principales motivos decorativos son hojas, flores, columnas y pilastras y, en ocasiones, bustos femeninos que se inspiran en una dama inglesa, Elizabeth Siddal, amante del pintor prerrafaelita Dante Gabriel Rossetti.
 Según se va instalando el nuevo modelo arquitectónico, los edificios son cada vez menos sobrios, más decorados y más coloridos. En numerosas ocasiones la fecha de finalización del edificio se inscribe en la parte superior de las fachadas.


3 comentarios:

  1. Interesantísimo blog,una información valiosa de la Plaza de Lugo,y con una edición de vídeo impecable.Me encantó.

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimo blog,una información valiosa de la Plaza de Lugo,y con una edición de vídeo impecable.Me encantó.

    ResponderEliminar
  3. Elisabeth Siddal fue musa prerrafaelita pero no por ello todos los rostros femeninos de las fachadas son ella. No hay nada que permita aceptar con total seguridad, de echo la tradición de los medallones con rostro femenino viene a través del modernismo vienés o arte de la secesión.

    ResponderEliminar