martes, 19 de abril de 2016

Octavio Paz


 No pretendo convertir el “blog” en una especie de obituario, pero hoy no puedo dejar de recordar a uno de los grandes de la literatura universal, el mexicano Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura en 1990, que falleció de un cáncer el 19 de abril de 1998, en Coyoacán, México.
 Octavio Paz Lozano, poeta y ensayista, nació en México D.F., el 31 de marzo de 1914,
durante la Revolución mexicana. Apenas pasados unos meses, al unirse su padre al movimiento zapatista junto con Antonio Díaz Soto y Gama, su madre le llevó a vivir a la casa del abuelo paterno Ireneo Paz, en Mixcoac, entonces un poblado cercano a la ciudad de México. Ahí residieron hasta que su padre Octavio Paz Solórzano tuvo que asilarse en Los Ángeles con la representación de Zapata ante los Estados Unidos, cargo que mantendría hasta 1919, año del asesinato de Zapata.
 En ese tiempo lo cuidaron su madre Josefina Lozano, su tía Amalia Paz Solórzano y su abuelo paterno, Ireneo Paz (1836-1924), un soldado retirado de las fuerzas de Porfirio Díaz, intelectual liberal y novelista. Su padre, Octavio Paz Solórzano (1883-1935), el menor de siete hermanos, trabajó como escribano y abogado para Emiliano Zapata; estuvo involucrado en la reforma agraria que siguió a la Revolución, fue diputado y colaboró activamente en el movimiento vasconcelista.
 Octavio Paz publica sus primeros poemas, a los diecisiete años, en la revista "Barandal" (1931).   Posteriormente dirige las revistas "Taller" (1939) e "Hijo pródigo" (1943). 
 En un viaje a España contacta con intelectuales de la república española y con Pablo Neruda, contactos que le influencian fuertemente en su poética.
  En 1944, con una beca "Guggenheim", pasa un año en Estados Unidos. 
 En 1945 entra en el Servicio Exterior Mexicano y es enviado a París. Durante este periodo se aleja del marxismo al entrar en contacto con los poetas surrealistas y otros intelectuales europeos e hipanoamericanos.
 Su obra, extensa y variada, se completa con numerosos poemarios y libros ensayísticos.



 En 1981 es galardonado con el Premio Cervantes. 
 En 1999 aparecen, póstumamente, "Figuras y figuraciones" y "Memorias y palabras", epistolario entre Octavio Paz y Pere Gimferrer entre los años 1966 y 1997.

No hay comentarios:

Publicar un comentario