sábado, 13 de junio de 2015

Fortaleza Isabel II



 La Fortaleza de la Mola (también llamada Fortaleza de Isabel II) es el mejor ejemplo de la arquitectura militar del siglo XIX de Menorca. Fue una estructura decisiva para la defensa de la isla.
La fortaleza consta de 10 frentes que se dividen en dos grupos: los de defensa terrestre y los de defensa marítima. La parte más importante es la de defensa terrestre, ya que para la parte marítima se confiaba en los acantilados que rodean la península de La Mola. 

 La Fortaleza de la Mola se construyó entre 1848 y 1875 para defender la isla de la amenaza británica de volver a invadir Menorca para utilizarla como base defensiva contra los franceses.
 La situación estratégica de la isla, en el cruce de las rutas marítimas del mediterráneo, fue una fuente de disputas desde el final de las Guerras Napoleónicas en 1815.
 En 1860, cuando se encontraba a mitad de su construcción, hubo una importante revolución en la tecnología artillera y la fortaleza quedó anticuada. En 1896 se inició una segunda fase de construcción donde se instalaron baterías defensivas adaptadas a los nuevos cañones de carga por la culata.
 Por suerte, la fortaleza nunca ha sido atacada y su estado de conservación actual es excelente.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario