lunes, 21 de julio de 2014

Puestas de sol



 Hay momentos realmente mágicos, algunos por la situación en la que nos encontramos anímicamente, otros por la compañía, otros por el lugar donde nos encontramos y otros simplemente por la luz de ese momento. Los amaneceres y puestas de sol o atardeceres son, sin lugar a dudas, uno de esos momentos irrepetibles que se nos graban en la memoria, sobre todo a la orilla del mar, de un lago o sobre un fondo de montañas.
 Las puestas de sol son un verdadero regalo que brinda la naturaleza. Y como tal son irrepetibles, porque aunque mil veces se pueda volver al mismo lugar nunca volverá a repetirse idéntico atardecer, algo siempre habrá cambiado.
 Formentera es una isla preciosa, ideal para relajarse. Pasar unas vacaciones allí es como pasar unas vacaciones en el paraíso. En el perímetro de su pequeña superficie, 83,4 kilómetros cuadrados, hay una gran variedad de lugares para presenciar unas puestas de sol espectaculares. En uno de ellos, la playa de Migjorn, cuando el sol empieza a decir adiós suena la canción "Con te partiro" de Andrea Bocelli y termina justo cuando el sol se va por completo. En ese instante la gente aplaude porque acaba de vivir un momento mágico, un momento impresionante y muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario